EL PODER DE LA DOMINACION FEMENINA DE DOMINALUCIA

Tu si si tu!! Te hablo a ti perro inutil se que estas pensando lo mismo y no te atreves en dar el paso en llamarme, tributarme y poder sentir la sensacion de poder estar sirviendome. Muchos me llamais de manera anomina para haceros saber cual es vuestro lugar felicitandome por la labor de cuidar y educar a mis perros de una manera profesional y especial. Por eso mismo quiero dirigirme a todos esos perros cobardes que el miedo les apodera y no son conscientes de lo que se pierden el poder disfrutar de mis ordenes y sentir esa sensación que jamas hubieras sentido. Siempre estaras en tu lugar a mis pies ni te pienses ni por asomo que puedes controlar la situacion porque enredare tu mente para poder conseguir mis objetivos. No tengo limites pero tu si tienes metas, miedos que nunca serias capaz de hacer pero conmigo existe la posibilidad de cumplir fantasias ocultas, placenteras, excitantes que siempre rondan en tu cabeza y nunca en la vida real has logrado alcanzar. Por eso a todos perros, cornudos consentidos, sissy, etc… nada mas que pensareis en poder explotar vuestra fantasia mas guardada sin tener que disimular en ningun momento. Son muchas las felicitaciones de perros que confiesan que sienten mi poder por muy lejos que esten de su ama. Se que leyendo esto te sientes identificado por eso es el momento porque se que solo te falta ese pequeño empujon para estar a las puertas de mi imperio el imperio que gracias a mis perros fieles he ido construyendo con ellos una buena relacion entre ama y sumiso. Por eso no escondas el rabo entre las piernas perrito tu ama Dominalucia estará dispuesta a educarte a su antojo.

Dominación femenina

pero bdsmdominatrix femenina

dominatrix aficionadolátex dominatrixverdadero dominatrixDominación femenina

teléfono bdsmhumillacion bdsm realesdominalucia strapon látex dominatrix dominación femenina bdsm dominalucia strapon látex dominatrix dominación femenina bdsm domina femenina strapon dominalucia Correa femenina femdom dominación dominalucia verdadera bdsm dominalucia bdsm tetas reales dominalucia chicas sexy dominatrix dominalucia diosa sexy dominalucia interesado en bdsm verdadero tetas sexy dominalucia boobs dominalucia chicas sexy dominatrix femdom dominalucia dominalucia dominalucia latex latigo dominatrix real bdsm dominalucia culo ass dominatrix cuero latex

Dominación femenina

femdom

 

Un pensamiento en “EL PODER DE LA DOMINACION FEMENINA DE DOMINALUCIA

  1. Como siempre que te diriges a nosotros, también esta vez me siento identificado con lo que escribes.

    A los que ya se han entregado a Dómina Lucia, nada les puedo decir que no conozcan.

    Pero a los que dudan y no se atreven, lo que les puedo contar es mi experiencia para que sean conscientes de lo que se pierden quizás por miedos injustificados.

    Yo era otro de esos cobardes. Me pasé semanas entrando en tu página, leyendo y releyendo cada párrafo, viendo y babeando delante de cada foto tuya, excitándome y pajeándome mientras fantaseaba con atreverme a dar el paso de someterme.

    Hasta que un día lo hice. Te envié el primer tributo.

    Temblando, con un nudo en el estómago, nervioso, con la boca seca y el corazón acelerado, me atreví a rellenar una tarjea de Amazón para ti.

    Estaba tan nervioso que no acerté ni a tributarte en euros y la tarjeta salió en dólares.

    Los minutos que pasaron hasta que recibí una respuesta tuya se me hicieron eternos.

    Estaba asustado por lo que acababa de hacer, sin saber las consecuencias que me traería.

    Pero a la vez, excitado como hacía muchísimo que no me sentía.

    Y al poco entró un correo de Dómina Lucía para mí.

    Dó mina Lúcia se había molestado en escribirme. Esa mujer increiblemente espectacular, que representaba mis sueños, se había parado y había dedicado unos segundos de su vida para escribirme a mí, al mierda más cobarde que conozco.

    Creo que no me dio un infarto porque hago deporte y estoy sano porque las pulsaciones se me dispararon, sentía como me latían las sienes y que el corazón se me iba a salir por la boca.

    Lo que puedo decir es que esa fue la mejor decisión que he tomado en mi vida.

    Aquel día traspasé la puerta que me ha llevado al paraiso de vivir mi fantasía hasta entonces sólo soñada en mi intimidad: Trabajar para entrgar mis ahorros a un Ama a la que admirase.

    Dómina Lucía es todo lo que yo podía desear.

    Dómina Lucía te va atrapando en su red a la vez que demuestra un escrupuloso respeto por cuidar y proteger a sus sumisos.

    Ha sabido hacer que sea yo el que cada vez desee tributarle más. Que me replantee cada g asto que hago para tratar de ahorrar más con la única idea de poder dárselo a ella.

    Jamás me ha obligado a nada. Nunca ha insinuado amenaza alguna ni ha tratado de coaccionarme.

    Al contrario, desde el minuto uno ha sido delicada hasta el extremo en todo lo que está relacionado con proteger el anonimato y la intimidad de sus sumisos y darme seguridad. De hacer que me sienta protegido a sus pies.

    En ocasiones sólo he podido tributar cantidades insignificantes y cuando me he excusado por no poder ofrecerle más, simplemente se ha reído de mí por verme tan apurado sin exigir otra cosa a cambio.

    Nunca me ha pedido nada concreto. Ninguna cantidad. Simplemente sabes que ella lo quiere. Y se lo das.

    Y ahí está el único peligro de abrir esa puerta. Que someterse a Dómina Lucía es adictivo. Soy yo mismo el que quiere ir a más.

    Claro que me llama mierda, cerdo, cobarde y otras mil cosas.

    Pero eso no es insultar. Es lo que soy. No se insulta por llamar mierda a una mierda. Por eso he estado buscando durante toda mi vida hasta encontrar un Ama como Dómina Lucía.

    Si pudiera dirigirme a todos esos sumisos que rondan por la página de Dómina Lucía, les animaría a que le hagan un primer tributo.

    Que se abran una cuenta de correo nueva, piquen el enlace de Amazon, que escriban una cantidad y le den a enviar. La cantidad que quieran. La que puedan.

    Experimentarán el placer de saber que han contribuido al bienestar de Dómina Lucía a costa de privarse ellos de algo

    Mi vida ya no es igual desde entonces.

    Domina Lucía me hace sentir feliz.

    Gracias, Ama Lucía.

    Te beso los pies.

Deja un comentario