Relato de perra layla arrepentida

Hola, soy Perra Layla.
Hasta hacé cosa de un año y medio o así, yo era una perra satisfecha, feliz, con un deber y unas obligaciones que no eran otras que satisfacer a mi Domina Lucia, sabiendo cual era mi lugar y sabiendo que sus palabras con ordenes para mi.
Su voz era pura melodía para mí y sabía como tratarme. Vivía pendiente de cada instante que pudiese tener la suerte de hablar con ella, de escucharla y de oírla feliz y reírse viendo que yo podía servirle para algo. Y eso me daba vida a mi, saber que estaba complaciendo y haciendo feliz a una mujer como ella.
incluso me prostituía dos veces con un cliente para así poder tributarla y que ganase dinero con su perrita.Reconozco que eso me costo hacerlo pero en su dia admiti y cumplí sus ordenes.
Ella era mi Diosa y mi razón de ser

Pero algo paso por mi mente y decidí cerrar la puerta y desaparecer de los pies de mi Ama, sin dan ningún motivo ni ninguna explicación, como una zorra y desagradecida.
Paso un tiempo en el que intente olvidarme de ser la sissy perrita que soy, dejar de vestirme y ver contenido de dominación, pero pasado un tiempo era imposible sacarme de la cabeza a Domina Lucia.
Tras mes y medio o algo mas sin vestirme y sin ver nada en Internet, volví a ver la web de www.dominalucia.es, no podía contenerme mas. De eso hacé casi un año y medio como dije antes y desde entonces entro a diario varias veces solo por poder ver sus fotos y por si ha actualizado la pagina.
Han sido muchos meses alejado de ella, pero yo en la sombra y en mi subconsciente la seguía teniendo muy presente.
Pensaba en ponerme en contacto con ella, pero del modo en que le había abandonado, marchándome, por la puerta de atrás sin dar la cara, me moría de vergüenza. No sabía como podría reaccionar y la temía.
Ella no es una Domina cualquiera, ella es la mejor, hay muchas Dominas por ahí, pero hoy en día puedo decir que solo ella es una Diosa, la única entre todas y que solo a puedo ser feliz si le sirvo y complazco a ella.
En este tiempo que me moría de vergüenza y temor de volver a hablarla y tras haber despertado de nuevo mi instinto de perrita, me puse en contacto con alguna Ama u decidí probar.
Reconozco que la primera semana con cualquier otra Ama, puede estar bien, no lo niego, hay mucho interés por las dos partes supuestamente de que todo vaya bien, pero en las experiencias que he tenido, pasadas esa semana, a veces incluso menos, muchas Amas pierden el interés, yo entiendo que tienen otras cosas mas importantes que hacer, pero entre que notas falta de comunicación, que parece que lo están haciendo por echar el rato, sin ningún tipo de motivación ni nada. Ya digo que la primera semana si, todo muy bien, pero pasado poco tiempo todo cambia. Y encima tras ver que hay una desmotivación total, las exigencias tributarias van en aumento, por lo que llega un punto que te das cuenta que realmente estas cumpliendo y obedeciendo las ordenes de una Ama que no te aporta
Cambie a otra Ama de nuevo para ver si iba mejor la cosa y fue parecido, la primera semana bastante bien pero luego empieza el letargo.
Eso no me ha pasado con Domina Lucia. Todo lo contrario.
El tiempo que estuve a su servicio era feliz cada mañana, pensando en que era un nuevo día y que podría tener la oportunidad de hablar un rato con ella. Los días pasaban y las semanas y todo seguía igual, con la misma fuerza y la misma química, incluso más, yo al menos totalmente enganchada por ella y dispuesta a todo lo que me pidiese.

Ahora pasado este tiempo y habiendo visto lo que hay por ahí, y viendo que no me puedo sacar a Domina Lucia de mi cabeza, he sacado un poco del valor que no tengo y la he escrito para mostrarle mi mas sincero arrepentimiento y mis disculpas por haberme ido como una perra mal educada.
Espero que me perdone y que vea que mi arrepentimiento es sincero. Siento haberla fallado. Ahora se que no hay nadie igualable a usted, por lo que le pido perdón una vez mas y entendería un castigo o escarmiento.

Siempre suya y a sus pies
Su Perra Layla

tributo perra layla

Share Button

2 pensamientos en “Relato de perra layla arrepentida

  1. Tu relato lo encuentro impactante por la sinceridad que desprende y la valentía con la que cuentas tu error al haberte alejado de los pies de Domina Lucía.

    Y a la vez, como también me hizo sentir, no hace tanto, el relato de otra de las perras de Domina Lucía, actúa como una profecía que avisa al resto para que no recorramos ese camino que no tiene ninguna otra salida que volver a los pies de nuestra Ama suplicando perdón.

  2. qué bien perra layla! me alegro de que estés de nuevo a los pies de Diosa Lucía, que es el mejor sitio en el mundo en el que se puede estar

Deja un comentario